Chef de Sal

Sin papas no hay asado

0

Para mí el asado es una comida de celebración, y siempre que preparo uno, pienso en mi papá. Esta es su manera favorita de cocinar, le encanta el sabor que le imprime la leña a la comida, y tiene miles de tips y mañas a la hora de cocinar sus asados, y la verdad es que valen la pena, le quedan increíbles.

Le encanta dar cátedra de sus secretos para el asado en todas las reuniones familiares. En la última reunión que hicimos, el cumpleaños de mi tía Marta, todos sacaron sus delantales y empezaron con las charlas típicas —“Al pollo le pongo esto, las hierbas antes…” “A las mazorcas las cocino sin sal… ” “…no, no, yo sí les pongo sal en el agua… ”- Y así todos meten la cucharada en el asunto. Pero cuando le llega el turno a mi papá, su palabra se vuelve ley. Y más de uno saca lápiz y papel.

Yo aproveché y saque estos tips que quiero compartirles, pues me parecieron geniales y muy útiles; como diría mi abuela, uno siempre aprende algo nuevo.

El cocina la carne después de tenerla en una salmuera, es una técnica que me gusta mucho y es muy simple: mezclamos por un litro de agua caliente con 30 g de sal, con esta mezcla se baña la carne durante toda su cocción. Además, pincha los chorizos antes de cocinarlos, quedan increíbles; y el pollo lo cocina sobre la piel, untado con mostaza y mucho jugo de limón, sal, pimienta y mantequilla, nunca le da vuelta, lo cocina a baja o poca temperatura y por un largo tiempo.

El tip que más discutieron y que más me sorprendió fue el de los corazones de pollo, mi tío Roberto los pita en agua, sal, especias y hierbas, hace un menjurje de cebolla larga, aceite de oliva, sal, pimienta y paprika, cuando están cocidos, los saca de la olla y sin agua los baña con la mezcla especiada y así lo coloca a las brasas. ¡Qué buenos que quedan!

Ya dijimos que como los asados unen hasta una vinagreta, para el Día del Padre nos vamos a reunir todos nuevamente, y como en los asados, las papas no pueden faltar, les dejo esta receta que mi abuela hace: papas chorreadas de maíz, se vuelven una adicción instantánea. Les deseo un gran día para sus padres y buenos recuerdos para aquellos que los tienen lejos.